07Diciembre2019

06 Diciembre 2019
  • Por Miguel Ángel López Farías

Énfasis Turístico

La protesta tenía fundamento, alumnos en contra del acoso sexual, el tema adquirió relevancia pues como pocas veces, las estudiantes de la unam se atrevieron a denunciar a los abusivos profes, cinco de ellos han quedado suspendidos.

Bien por las autoridades, pero para que no quedara dudas de lo que los chavos piden, ayer decidieron manifestarse en contra de esa modalidad de violencia que crece y contamina muchas áreas, no solo de las escuelas.

Pero nuevamente la mano negra de encapuchados y otros muy visibles generaron todo tipo de destrozos.

Quemaron la bandera nacional, dañaron el mural de Siqueiros.

Saquearon bibliotecas...se lanzaron en contra de reporteros...vandalismo puro, del acostumbrado en estos episodios en donde la raíz la encontramos en organizaciones que son operadas desde la falsa izquierda, la que hoy se vistió de morena, pues a más de un político de ese partido deberían preguntarles cómo es que se cruzan los hilos del che Guevara y el universo de actividades delictivas, como venta de droga o alcohol con el porrilismo que cobra del bolsillo de algunos hoy senadores de regeneración nacional.

Este tipo de reacciones no son gratuitas, la intención es siempre la misma, poner de rodillas a rectoría, llevarlos a la esquina del chantaje...Graue se reelige y algunos damnificados del actual gobierno se quedaron con las ganas de apropiarse de cu, por ello  las mafias recubiertas de grupos de choque hacen su aparición para recordarle a ciudad universitaria que ellos mandan, que el musculo de destrucción esta patentado desde las cañerías de sectas políticas, que el campus es negocio de ellos y nadie más, que el dinero que deja, productivo de una larga lista de actividades criminales es y seguirá siendo manejado por los padrinos de esas ordas.

Lo hemos dicho hasta el cansancio, esta película es y será parte de la galería costumbrista, que nada cambiara y que el eterno secuestro de la unam por estas marabuntas continuara mientras no se vaya en serio, y sin matices de autonomía, en contra de esos pseudoestudiantes que se saben intocables, porque son protegidos desde las cupulas de un movimiento de regeneración.

Una cosa es cierta: la unam es mucho más grande y luminosa que estos orcos, es mucho más grande y el país necesita de ella, la unam es una de las comunidades más brillantes de México, y el que un tifón humano pase por sus islas no signifique que la gran casa azul y oro se convierta en vergüenza y derrota.

Y eso, en serio, como les pesa a los subnormales que ven en la unam su botín personal. Los universitarios, los buenos, los académicos, los buenos, los administrativos, los buenos, son mucho más que esa jauría.

 

Solo que en algún punto esto debe parar, y no creo que sean los actuales políticos los que deseen apoyar a nuestra máxima casa de estudios, debe parar pues ya lo único que falta es que estas tribus realicen un sacrificio humano. En serio.



Más en esta categoría: « Nigromante Desde el portal »

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter