16Diciembre2019

15 Diciembre 2019
  • Presentación virtual del libro sobre la historia de Notimex
  • Por José Antonio Aspiros Villagómez

Énfasis Turístico

 

Para mi querida sobrina

Mónica Raquel Aspiros Infante

porque cumplirá una década más de vida.

Y para mi amigos y colegas

Octavio Raziel García Ábrego por su exitosa cirugía,

Mario Campa Landeros por alcanzarme en edad,  

y Carlos Ravelo y Galindo por sus felices nueve décadas.

 

         Oportunamente comentamos que los organismos gremiales Comunicadores Unidos y Club Primera Plana, de Matamoros, Tamaulipas, y la Ciudad de México, respectivamente, emprendieron de manera conjunta un proyecto editorial que dio sus primeros frutos con la publicación de los libros Manual de periodismo, del colega chiapaneco Mario Luis Altuzar, y Notimex: la imagen ‘sexenal’ de México en el mundo, de este tecleador.

         El acuerdo fue establecido por sus dirigentes Mario Ángel Díaz Vargas -galardonado con el Premio Nacional de Locución 2019, presea ‘Álvaro Gálvez y Fuentes’- y José Luis Uribe, según fue señalado entonces.

         El Manual de periodismo tuvo tres exitosas presentaciones (http://www.enlineadirecta.info/noticia.php?article=363618) en el Club de Periodistas de México, la Asociación Nacional de Locutores y el Club Primera Plana, mientras que la obra sobre Notimex se presenta de manera virtual a través de estas líneas, en congruencia con el ofrecimiento de versiones electrónicas (PDF) para quienes las soliciten.

         El libro Notimex: la imagen ‘sexenal’ de México en el mundo es una versión actualizada de la obra del mismo título anunciada también en Textos en libertad a finales de 2015. Contiene la historia ampliamente documentada de actual Agencia de Noticias del Estado Mexicano durante sus primeros 50 años de existencia y un poco más, hasta los primeros meses de la nueva administración.

         En los primeros diez de sus once capítulos da a conocer las diversas versiones acerca de los motivos de su fundación, lo que pasó con la entonces ya existente agencia Informex, y por qué fue fundada en el mismo año una empresa similar llamada Amex, que no es la misma que décadas después llevó ese nombre.

         Destaca los móviles políticos de aquellos lanzamientos, pero también las razones periodísticas esgrimidas sobre la necesidad de que México tuviera un medio propio para contrarrestar las versiones imprecisas y dolosas que sobre el país daban las agencias extranjeras.

         Notimex y la estación de onda corta Radio México compartieron en sus inicios el lema “La imagen de México en el mundo”, al que para el título del libro se añadió el adjetivo “sexenal”, porque correspondía a los presidentes nombrar cada sexenio a sus directores -a veces más de uno en tal periodo- y estos generalmente cuestionaban lo hecho por sus antecesores y desarrollaban nuevos proyectos.

         Desde el punto de vista informativo -narra el libro-, Notimex se anotó muchos éxitos a la vez que tuvo algunas fallas. Contó con reporteros de primera, según un testimonio recogido. Sus corresponsales -suprimidos desde 2019- y los enviados al extranjero, le dieron lustre con sus coberturas de importantes sucesos internacionales y entrevistas exclusivas a los personajes mundiales del momento.

         Aunque creada desde el poder pero como sociedad anónima en el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, Notimex fue convertida formalmente en oficial durante el régimen de Miguel de la Madrid y es agencia del Estado desde el periodo de Vicente Fox. Nada de lo cual le impidió hacer en 1969 y 1970 una cobertura claramente inclinada a la campaña de Luis Echeverría como candidato del PRI a la Presidencia. Y, de paso, tener algunas reclamaciones, justas o no, por el tratamiento que dio o negó a los políticos de la oposición. El libro narra con ejemplos cómo informaba este medio sobre el actual presidente Andrés Manuel López Obrador.

         Nada de lo que se relata en las 752 páginas de Notimex: la imagen ‘sexenal’ de México en el mundo va en desdoro de la agencia. Hay episodios difíciles e inclusive adversos, pero tratados de la manera más documentada y aséptica posible, y otros que exponen, en el último capítulo, las vivencias profesionales y laborales, buenas y malas, del autor como empleado de esa empresa periodística, así como un reconocimiento a buena cantidad de quienes fueron sus compañeros de trabajo y, por supuesto, de la mayoría de sus superiores.

         Por cierto, en el año 2018 cuando se cumplieron 50 años de la fundación de Notimex, hubo varios actos conmemorativos narrados en el libro y ahora es el momento de mencionar como el motor operativo de ellos a la periodista Leticia Mancilla Vidal quien, un año después, lo que estaba preparando era la entrega de su plaza como subdirectora. A través de ella le fueron entregados a Notimex los documentos en que se sustentó mucho del contenido del libro.

         La obra no tiene dedicatoria alguna, pero en ella se agradecen los apoyos directos e indirectos de hijos, esposa y amigos colegas como es el caso del fundador de la agencia Francisco Fonseca Notario, ya que su elaboración duró cuatro décadas si se considera que los primeros apuntes fueron escritos en 1979 para la materia de agencias de noticias que el autor impartió en la Escuela de Periodismo ‘Carlos Septién García’, cuya biblioteca -lo mismo que la de la FCPYS de la UNAM y otras- en el próximo 2020 recibirá ejemplares de la edición testimonial en papel hecha por Comunicadores  Unidos y el Club Primera Plana con el apoyo de Publicaciones Aldehan, donde fue impreso y diseñó la portada (con que se ilustra este artículo).

Post scriptum: Tomamos del CV del autor algunos aniversarios cumplidos en las últimas semanas de 2018: 55 años de su graduación (5 de diciembre) en la Escuela de Periodismo ‘Carlos Septién García’; 60 años de su primer artículo periodístico en plan “amateur”; 20 de la presentación del Manual de operación y estilo editorial de Notimex que le fue encomendado elaborar con el apoyo de otros colegas; diez de su ingreso a la Scudería Hermanos Rodríguez gracias a su labor en la revista Automundo (1972-1976), una década igualmente de que renunció a Amex -la cuarta y última de las agencias de noticias donde laboró- y siete años de que la SEP le entregó título y cédula profesional como licenciado en periodismo. Ahora trabaja en un probable nuevo libro.

(El presente artículo de Textos en libertad es un complemento del anterior, titulado “Asociaciones de periodistas inician proyecto editorial”).

 



Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter