21Agosto2019

21 Agosto 2019
10 Agosto 2019 Escrito por 

¿Por qué la gente sufre del “mal del puerco” después de comer?

  • Las razones y cómo evitarlo
  • Por Dra. Hania González (*)

Énfasis Turístico

Sentirse cansado o tener dificultad para concentrase después de la comida es relativamente común. Es posible que una persona se sienta cansada, dependiendo de qué, cuándo y cuánto comió.

Aquí algunas de las razones por las que las personas se pueden sentir cansadas después de comer y cómo evitarlo.

  • Cuánto y qué comes. Los investigadores han encontrado que las personas se sienten aletargadas luego de comer carbohidratos y/o calorías en exceso, ya que se genera un exceso en la producción de insulina lo que se traduce en un bajón brusco de los niveles de glucosa en la sangre.
  • Cuándo comes. El reloj biológico de una persona, o ritmo circadiano, puede afectar cómo se siente después de comer. La Fundación Americana del Sueño (National Foundation of Sleep, en inglés), reporta que la gente tiene naturalmente un bajón de energía a las 2 a.m. y de nuevo a las 2 p.m. Esto puede explicar la tradición de tomar una siesta después de la hora de la comida. La luz del día o la obscuridad son esenciales para regular el ritmo circadiano, pero la hora de consumir alimentos también puede tener un efecto.

Cómo dejar de sentirse aletargado

Sentirse cansado después de los alimentos puede ser frustrante, en especial después de comer, cuando una persona debe estar alerta. Las siguientes estrategias pueden ayudar a prevenir el cansancio después de un alimento:

  • Come poco y con menor frecuencia. En vez de hacer comidas abundantes, come menor cantidad y colaciones cada dos o tres horas para mantener tus niveles de energía. Una fruta o un puñado de almendras debería ser suficiente para evitar el bajón de energía.
  • Duerme lo suficiente. Una persona que no duerme lo suficiente por la noche es menos propensa a tener un bajón de energía después de comer.
  • Consume bebidas con cafeína de manera moderada. Otra opción muy recurrida para despejarse es tomar bebidas con cafeína. La cafeína es un estimulante presente de manera natural en algunos alimentos. La FDA (Food and Drug Administration, por sus siglas en inglés), recomienda un máximo de 400 miligramos de café al día, o lo que equivale, a dos o tres tazas de café. Está comprobado que un consumo moderado de cafeína puede ayudar con la pérdida de peso, mejorar la función cognitiva y el estado de alerta.
  • Sal a dar un paseo. Hacer un poco de ejercicio durante el día, en especial después de comer, puede ayudar a la gente a sentirse menos cansada.

Por último, es importante recalcar que, si aún haciendo estos cambios, la persona sigue experimentando mucho cansancio después de comer, debe consultar al médico para descartar otros padecimientos.

 

(*) Médico con especialización en nutrición clínica.



Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter